La belleza nace de adentro hacia afuera

¿Quién no quiere verse bien? Cada vez se inventan más y mejores productos de belleza ya sea para el cabello o la piel; pero lo cierto es, que estos no servirán de mucho si no van de la mano con una buena alimentación.

Somos lo que comemos y descuidar lo que comes es un error garrafal si quieres verte bien y sentirte bien.

Por otro lado, se debe tomar en cuenta que la belleza no se trata solo de cómo te veas sino también de lo que transmitas. Muchas personas tienen a crearse una imagen negativa de sí mismas lo que hace que a la hora de verse al espejo sus emociones y pensamientos sea lo que vean a través de este.

Pero bien, empecemos por los alimentos…

¿Qué debes comer?

Tomates

Ideal para que tu piel se vea lozana y saludable. Esta fruta es una de las mejores defensas de tu dermis para eliminar las toxinas y por si fuera poco cuenta con un antioxidante llamado licopenoque protegerá a tu piel contra los rayos del sol.

Consúmelo fresco y al natural para que no pierdas ninguno de sus beneficios.

Almendras

Es uno de los ingredientes más comunes de los productos de belleza. Las almendras contienen lípidos que mantienen suave y elástica nuestra piel. Retrasa el envejecimiento, tiene Vitamina E, es efectiva para bajar de peso, disminuye el hambre y previene el estrés oxidativo. Puedes consumir el aceite o comer este fruto seco en tus meriendas.

Espinacas

No podía faltar la “Poción mágica” de Popeye. La espinaca tiene vitaminas, fibras, minerales y fitonutrientes lo que la convierten en un excelente vegetal para protegernos del daño celular; sin dejar de lado sus propiedades antioxidantes.

Otro de sus beneficios es que ayuda a evitar las odiadas patas de gallo, varices, sequedad de la piel y otros problemas vasculares.

Avena

Protege el cabello, las uñas e hidrata los labios; todo esto porque contiene Vitamina B. También tiene Vitamina E ideal para evitar el envejecimiento prematuro de la piel.

La avena tiene muchísimos otros beneficios y virtudes por eso se recomienda su consumo ya sea para desayunos, meriendas o hasta la cena.

Té verde

Además de prevenir diferentes enfermedades y mejorar muchos aspectos del organismo el té verde también juega un papel fundamental en la belleza. TheJournal of Nutritionindicó que el 4% de las mujeres que toman a diario té verde sienten la piel más flexible.

La explicación de esta afirmación es que el maravilloso té tiene propiedades antioxidantes que restauran la elasticidad dérmica.

Si quieres enfocarte en el fortalecimiento y belleza de tu cabello puedes centrarte en estos alimentos:

Kiwi

Contiene Vitamina C lo que ayuda a que absorbamos el hierro de los alimentos que ingerimos; traducción: Un cabello más saludable.

Frutos secos, los vegetales verdes, el tocino, carne de res magra y huevos, también son ideales para fortalecer cada hebra de pelo  para que de este modo tu cabello se vea más saludable.

Belleza mental

Si bien lo que comemos es realmente importante, no es lo único en lo que debemos enfocarnos. La imagen que tengamos de nosotros mismos juega un papel fundamental cuando se trata de vernos y sentirnos bien.

Es por eso que además de llevar una alimentación balanceada que busque evitar la comida chatarra debemos estudiarnos y evaluar lo que pensamos de nosotros mismos.

El amor propio cuenta como base de cada una de nuestras decisiones, pensamientos y emociones. Si no amamos nuestro cuerpo y nuestras capacidades aunque podamos ser muy hermosos externamente nos seguiremos viéndonos como personas poco atractivas.

Más allá de lo que piense la sociedad de lo que es bello o no, la belleza consiste en lo que la persona irradia, lo que esta transmite.

Para aumentar nuestro amor propio tenemos que cambiar todos los pensamientos negativos que tengamos acerca de nosotros mismos y reemplazarlos por pensamientos positivos.

Evita decir que eres feo, tonto o cualquier otro adjetivo despectivo. En cambio di que eres bello, guapo, inteligente y reconoce todo lo bueno que hagas.

Al observarte en el espejo en vez de centrarte en lo que pudieses considerar como un defecto fíjate en aquellas partes de tu cuerpo con las que te sientes a gusto.

Otro punto importante es el que evites las comparaciones. Todos los seres humanos somos distintos y tenemos tanto defectos como virtudes. Ninguno es mejor que otro y no debes sentirte menos o más que nadie por tu apariencia física.

Más allá de lo que piensen los demás lo primordial es lo que pienses tú de ti mismo. Esa es la única opinión que cuenta.

Recuerda una buena alimentación y un entrenamiento de tu mente para crear pensamientos positivos será el primer paso para deslumbrar al mundo con tu belleza.